Conoce los requisitos legales y monta tu tienda online

Muchas personas desconocen y se lanzan a montar una tienda online sin pensar que no asumen ningún riesgo. En Internet hay muchas tiendas online que se saltan todos los elementos que garantizan una venta segura y legal, por eso este artículo cómo montar una tienda online desde la perspectiva legal

Hoy en día tener tu negocio online ya no es una alternativa accesoria a tu negocio físico, sino que ya es una prioridad para nuestra empresa.

Cada vez son más las pymes y autónomos que se embarcan en la aventura de la venta online. Sin embargo, es necesario que conozcas los términos y requisitos legales que regulan cualquier comercio electrónico.

Cuando tengas tu tienda online lista, necesitarás la ayuda de una buena asesoría, y si es económica mucho mejor ¿verdad?, los asesores de la gestoría online Ayuda-T Pymes, estarán encantados de orientarte en todos los aspectos fundamentales que cualquier emprendedor debe tener en cuenta.

Empezar con el e-commerce para montar tienda online

Empecemos por el principio.

Existen dos posibilidades, bien que agregues el canal online a tu negocio, por lo que estarías añadiendo una nueva actividad que deberás registrar mediante el alta en un epígrafe adicional del Impuesto de Actividades Económicas (IAE); o que estés iniciando tu negocio, caso en que simplemente tendrás que realizar el registro censal en Hacienda y, por supuesto, darte de alta como autónomo en la Tesorería General de la Seguridad Social.

Ley de Ordenación del Comercio Minorista

De manera general, las condiciones para poner en marcha una tienda online no distan demasiado de los exigidos para hacer lo propio en una tienda física. En lo referente a la Ley de Ordenación del Comercio Minorista, las tiendas online se libran de tener que presentar la solicitud para el permiso de apertura.

Pero no todo el monte es orégano, amigos, ya que existen algunos requisitos legales determinados que pretenden regular el hecho de la ausencia de la presencia física de oferente y demandante en el momento del intercambio, esto es, la legislación referente a la Venta a Distancia.

En primer lugar, en relación al plazo de ejecución y pago, el producto deberá estar a disposición del demandante antes del trascurso de 30 días, como máximo, tras la celebración del contrato (a no ser que se haya dispuesto algo diferente en el mismo momento en el que se cierra el acuerdo).

El derecho de desistimiento permite a los consumidores renunciar al contrato sin alegar ningún tipo de causa o motivo antes del cumplimiento de 14 días naturales tras la celebración de la transacción.

En el caso de haberse llevado a cabo esta a través de un acuerdo de crédito, el desistimiento implica la anulación del mismo y el reintegro al consumidor del montante íntegro de la transacción antes de 30 días, como máximo, desde el momento de la renuncia.

Además, la tienda online debe cerciorarse de que el consumidor queda perfectamente informado, en caso contrario, el plazo podría ampliarse a 12 meses, contados desde la fecha de expiración del periodo inicial. A fin de cumplir con este derecho, debe ser facilitado al cliente el formulario de desistimiento junto a la información con antelación al contrato de compra.

Debes mostrar de forma clara el precio final del producto o servicio contratado antes de finalizar la venta, siendo este aceptado expresamente por el cliente. En el caso de ser necesario el cálculo de un presupuesto para determinar el precio final, debes informar de los criterios tenidos en cuenta para el mismo.

Hasta el último paso de la transacción o proceso de compra el usuario debe estar continuamente informado de que la aceptación de la oferta obliga al pago por su parte.

En lo relacionado al pago a través de tarjetas de crédito, debemos asegurarnos de emplear en nuestra tienda online pasarelas de pago que cumplan los requisitos de transparencia, confidencialidad y seguridad reconocidos. Así, impediremos que los datos personales queden registrados y el mal uso por parte de terceros.

Dichas pasarelas deben incorporar la tecnología SSL (Secure Socket Layer), la cual permite que la información viaje encriptada por una clave secreta inaccesible. Otro requisito deseable sería poseer el certificado digital de tienda online el cual permite comprobar la identidad de los responsables de la página.

Por otra parte, también en referencia al pago con tarjetas de crédito, cuando el cargo de una compra se ejecuta utilizando el número de una tarjeta de crédito sin que esta hubiera sido presentada o identificada telemáticamente, el titular puede exigir la anulación y reembolso del cargo con la mayor brevedad.

Asimismo, en el caso en el que el titular de la tarjeta hubiese exigido indebidamente la anulación, habiéndose cumplimentado la compra de manera correcta, el vendedor podrá exigir a su cliente a la compensación de los posibles daños y perjuicios ocasionados a causa de la anulación.

Además, el vendedor no podrá cobrar un recargo sobre el precio del producto a sus clientes por el uso del pago mediante tarjeta de crédito o cualquier otro medio de pago.

La LSSI y tu tienda online

La LSSI, o Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico engloba diversos aspectos pero, en definitiva, obliga a que los sitios web y a cualquier tienda online a que cumplan con una serie de requisitos legales que evitan abusos y protegen a los usuarios, cuando dicho sitio tiene propósitos comerciales.

Información sobre tu tineda online y oferta

En este sentido, la LSSI establece el deber de que la tineda online cuente con un lugar a la vista y accesible por cualquier usuario que muestre información básica de la empresa como el nombre, denominación social, datos de contacto, del registro del negocio, etc.

Además, debes incluir en tu tienda online datos que reflejen el precio de tus productos (incluyendo impuestos, gastos de envío y demás), si se precisa o no de autorización administrativa previa a la transacción, información referente al Colegio profesional, número de colegiado y título académico homologado si fuese exigido por la naturaleza del producto o servicio ofrecido.

Los requisitos de la contratación en una tienda online

Cuando se efectúan contrataciones a través de una tienda online, la empresa queda obligada a facilitar al cliente la información vinculada a la celebración de dicho contrato antes y después de su ejecución.

Antes de cerrar el contrato de transacción, aporta la siguiente información:

Tras celebrar el contrato, deberás asegurarte de que el usuario conozca que se ha confirmado la venta mediante el envío de recibo vía correo electrónico antes de 24h desde la celebración de la transacción.

Puedes utilizar otros canales alternativos o adicionales al correo electrónico facilitados por el cliente siempre que este contemple la posibilidad de que el consumidor pueda adquirir y archivar el comprobante.

Política de Cookies

España es uno de los países que incluye en su regulación una “Ley de Cookies”, recogida en el artículo 22 de la LSSI, que obliga a los sites a informar del uso de cookies y a que los usuarios consientan su empleo y por tanto, tu tienda online debe informarlas necesariamente.

Una cookie se trata de una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que la página web puede acceder y consultar la actividad ejecutada del usuario en la misma.

Sus principales funciones son llevar el control de usuarios y recopilar datos sobre los hábitos de navegación del usuario, detectar spyware (programas espía) por parte de terceros, etc.

El mundo de las cookies, tipos y legislación es amplio.

Es importante la existencia en tu tienda online los siguientes datos:

Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD)

Resumidamente, esta ley, Ley Orgánica de Protección de Datos, garantiza que si un usuario proporciona datos en tu página web, no se comercie con ellos y que se mantengan debidamente protegidos. Los requisitos que debes tener en cuenta son:

Las condiciones de uso

Las condiciones de uso del servicio disponen los derechos y obligaciones de los usuarios de nuestra web, las cuales deben ser aceptadas por el mismo con antelación a la compra de cualquier producto o servicio ofertado. Deben encontrarse en un punto visible y de fácil acceso en tu página, expuestos de forma entendible para el usuario y deben recoger:

De forma muy resumida, estos son los aspectos fundamentales que
necesita tener en cuenta una persona que quiera poner en marcha su tienda online.

ESTÁS PENSANDO EN MONTAR UNA TIENDA ONLINE?
consulta nuestros planes para montar tu tienda online